Declaraciones del profesor Irving Kirsch

DECLARACIONES DEL PROFESOR IRVING KIRSCH

(UNIVERSIDAD DE CONNECTICUT Y UNIVERSIDAD DE HULL)

 Selección extraída de la Entrevista a Irving Kirsch de Silvia Berdullas y Aída de Vicente, INFOCOP, nº 59, oct-dic 2012, p.21., bajo el título “El placebo y la psicoterapia son mejores que los antidepresivos para tratar la depresión”.

  

Infocop: A la luz de los resultados de sus investigaciones, ¿podría decirse que la causa exclusiva de la depresión sea un desequilibrio en el cerebro?

 I.K.: Hoy por hoy, la teoría sobre el desequilibrio químico en el cerebro está lo más cerca que una teoría puede estar en la ciencia de ser invalidada por la evidencia. Aquí no me estoy únicamente refiriendo a los resultados de mis investigaciones sino a lo que han obtenido otros muchos investigadores.

  

Infocop: ¿Qué implicaciones tienen estos hallazgos tanto para la investigación como para la práctica clínica?

 I.K.: Los antidepresivos no deberían ser un tratamiento de elección en la depresión. En su lugar, deberían utilizarse, en primer lugar, tratamientos como el ejercicio físico y la psicoterapia. Si se hace finalmente necesario utilizar antidepresivos, deberían usarse únicamente como último recurso y sólo cuando el resto de tratamientos no han funcionado. En lo que respecta a la investigación, deberían ponerse fondos a disposición de la investigación para una mejor evaluación de los tratamientos no farmacológicos dirigidos a la depresión.

  

Infocop: En comparación con el grado de apoyo empírico que se deriva de los estudios sobre antidepresivos, ¿cómo valora la evidencia empírica sobre los tratamientos psicológicos?

 I.K.: A corto plazo, los resultados de la psicoterapia son los mismos que los de los antidepresivos, sin embargo, los resultados a largo plazo de los tratamientos psicológicos son considerablemente mejores. […] La psicoterapia no conlleva los riesgos para la salud asociados a los antidepresivos, entre ellos el riesgo de mortalidad y disfunción sexual. Es por este motivo que los tratamientos psicológicos deben ser el tratamiento de elección. En el caso de que se decida usar fármacos, deberían emplearse como último recurso, sólo cuando otros métodos menos invasivos hayan fallado.

Comments are closed.